Baño Turco

Baño Turco

Baño turco conocido también como "Hamam" o "Turkish bath" es uno de los principios de la religión islámica que es la limpieza. Por esto, el fiel antes de entrar en la mezquita para rezar, se lava con atención para purificarse. En este contexto se tienen que interpretar las costumbres que prohíben entrar en casa con los zapatos.
 
La tradición de construir baños públicos en las ciudades se remonta a la antigua Roma y a sus Termas, que aunaban avanzados conocimientos de ingeniería con una sofisticada sensibilidad hacia el confort. Los otomanos han preservado esta tradición combinándola con sus propias características culturales, y fue así que nacieron los “baños turcos. Los hamam históricos tienen todos la misma estructura: con la cúpula central y las plataformas de mármol en el suelo y a sus alrededores utilizadas para tumbarse y practicar masajes.
 
El Hamam tenía también importantes funciones sociales: era un lugar de encuentro, y en el pasado era normal acceder con comida al interior y también organizar ceremonias de pre-matrimonio, con las mujeres que se dibujaban ornamentos en las manos a base de henna, cantando canciones típicas.
 
En el Hamam, de acuerdo con la tradición, hombres y mujeres han de estar separados, y por tanto existen generalmente dos secciones, pero en algunos casos raros (por ejemplo en el Süleymaniye) son mixtos.
Cada Hamam está dividido en tres zonas.
  • La primera se llama "Camekan" y, de hecho, es un vestíbulo donde es posible quedarse sentado, relajarse y tomar una taza de té; en esta zona las personas se desvisten y reciben el "Peştemal" (textil estilo de toalla) una tela para para cubrir las partes intimas. Después se entra en el "Soğukluk", un cuarto de transición que permite acostumbrarse al calor antes de entrar en el "Hararet" (sauna), el verdadero centro del hamam es el cuarto caliente y lleno de vapor donde relajarse y sudar antes de bañarse.
 
En el centro del Hararet se encuentra un gran bloque de mármol (una especie de plataforma) llamado "Göbektaşı": aquí las personas se recuestan boca abajo y se pueden recibir los dos tratamientos principales que son:
  1. La "Kese" es la limpieza tradicional de la piel, que se realiza frotando fuertemente con un guante de crin para eliminar todas las células muertas de la piel, pasando después a enjuagarse con agua caliente.
  2. El masaje, normalmente muy fuerte, que dura unos 5-10 minutos, pasando al fin al ultimo baño con agua caliente y jabón. (El masaje claramente es opcional)
Normalmente las personas permanecen en el  Hararet durante una hora-una hora y media.
Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.